Investigación

Fundamentación de una Prescripción Homeopática Sobre la Base de la Simbología

Para conocer cómo se medica la enfermedad constitucional, hay que reparar primero en qué es la enfermedad.

En efecto, la pregunta por el cómo entraña previamente un qué; así, remedando a Sócrates, quien no admitía ningún acuerdo hasta que se estableciera la naturaleza de aquello que se estaba discutiendo, debemos también nosotros concordar acerca de la naturaleza de la enfermedad, de la substancialidad de la misma, de su status ontológico.

Y parafraseando a Heidegger, pensamos que la pregunta por el qué, entraña a su vez la pregunta por el quién, dada la incognoscibilidad fenomenológica del ser.

Se suele escuchar en Homeopatía la sentencia “no hay enfermedades sino enfermos”. Sin embargo cuando estudiamos una substancia en la Materia Médica, lo hacemos considerándola como una enfermedad artificial, y cuando recolectamos los síntomas de las patogenesias, formamos un conocimiento abstracto acerca de esa enfermedad; es una suerte de enfermedad abstracta, a la que le ponemos el nombre de la substancia (por ej. lycopodium), capaz de concretarse en un existente humano.

De esta forma, diferenciamos analíticamente entre enfermedad abstracta, que proviene de la conclusión que deviene del estudio de la Materia Médica y enfermedad concreta cuando se la considera en el ser humano enfermo.

Contáctese con nosotros

8345 NW 66 ST #B6642

MIAMI, FL

33166-2696, USA

  • dummy info@universidadcandegabe.org

Reciba nuestras novedades

Buscar